Skip to content →

Propósito para el 2019, ordenar el IPEJAL

Foto: Vallarta Independiente
El grupo de ‘expertos’ que trabajó en el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco –IPEJAL- son responsables de los análisis financieros que aconsejaron algunas inversiones que ascienden a 30 mil millones de pesos, con el dinero que los trabajadores de Jalisco aportan para su jubilación. Debido al ‘trabajo’ de estos expertos, el IPEJAL realizó una inversión en Abengoa, misma que hasta 2015, se contabiliza en 27 millones de euros. En el IPEJAL existen fideicomisos por más de 2 mil 400 millones de pesos, de los cuales 604 millones corresponden a la compra de bonos de deuda para Abengoa.

El desfalco al dinero de las pensiones y jubilaciones inició en IPEJAL con Emilio González Márquez, debido a los 89 millones de dólares invertidos en el fraudulento proyecto de Chalacatepec. También, 340 millones de pesos en Villas Panamericanas. Recordemos que en 2011 (19 de septiembre), Abengoa obtuvo la licitación para la construcción del acueducto que llevará agua desde la presa El Zapotillo, hasta León, Guanajuato. El contrato se firmó el 14 de octubre, y en él, la empresa se comprometía a construirlo en 36 meses, cosa que no ha sucedido. El 11 de octubre de 2018, el gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro, escribió que “IPEJAL le prestó 603 millones de pesos a Abengoa a cambio de una tasa de interés y hoy este dinero está a unos pasos de perderse para siempre.
Tengan por seguro que deberán responder quienes sean los responsables de este desfalco. Esta es una señal de que tendremos que llegar a revisar con lupa lo que se ha estado haciendo con el dinero destinado a garantizar que los trabajadores se retiren dignamente”. Agregó que le “preocupa que Jalisco pueda perder 603 millones de pesos (o quién sabe cuántos más) debido a inversiones altamente riesgosas, como es el caso de esta inversión hecha en una empresa que desde el año 2014 muestra señales de estrés financiero. Quienes han manejado al IPEJAL tienen mucho que explicarle a los jaliscienses respecto al uso que le han dado al dinero de los trabajadores”.
El IPEJAL ha sido un fondo destinado a la malversación de recursos de los trabajadores, debido a que en 2009, durante el gobierno de González Márquez, se modificó la Ley de Pensiones para permitir que un grupo opaco [eufemísticamente llamado ‘expertos financieros’] disponga de poder absoluto sobre el dinero de las aportaciones que los trabajadores realizan para su pensión y jubilación. Además, que tengan el poder para invertirlo en proyectos fraudulentos, sin ningún tipo de supervisión del Congreso del Estado de Jalisco, ni mecanismo de rendición de cuentas para los propios trabajadores. Así que IPEJAL se convirtió en una caja negra, imposible de fiscalizar, donde se mueven discrecionalmente cientos de millones sin ningún control, ni mecanismo de responsabilidad pública…
gabtorre@hotmail.com
http://www.milenio.com/opinion/gabriel-torres-espinoza/columna-gabriel-torres-espinoza/proposito-para-el-2019-ordenar-el-ipejal

Publicado en Columnas

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *